MASAJES

Cuando hablamos de masaje, cualquiera sea su modalidad, hacemos referencia a un tratamiento con fines terapéuticos o incluso estéticos, mediante presiones y/o fricciones.  Si bien es cierto que existe y es completamente natural un cierto grado de estrés, cuando se descontrola sea por el motivo que fuere, desencadena desequilibrios orgánicos y funcionales que de ser continuados son causas de trastornos psicológicos, emocionales y físicos.

 

La importancia del masaje radica en que técnicamente se ejerce una influencia directa en los tejidos sobre los que se aplica y de modo indirecto pero no menos eficaz, sobre el resto de los tejidos y órganos internos, siendo así un herramienta de armonización y reequilibrio.

Sobre la piel; Es la piel el órgano mas extenso y visible del cuerpo y en muchos casos el más olvidado. La enorme cantidad de terminaciones nerviosas que hay en el, lo constituyen en un auténtico órgano de comunicación donde se desarrolla el sentido del tacto. Es la piel el primer receptor de los efectos de todo masaje y desde allí se derivan el resto de efectos tanto fisiológicos como psicológicos.

Sobre los músculos; son estos uno de los principales indicadores de un estado de tensión o estrés, la acción del masaje sobre ellos es notable:

  • Aumenta la circulación sanguínea, lo que favorece la llegada de nutrientes y la eliminación de desechos de la actividad muscular. Esto se traduce en una mejor y más rápida recuperación, mejorando su elasticidad y contractibilidad. Este aumento circulatorio evita la acumulación de ácido láctico y otras toxinas, todo ello acelera la rehabilitación de esguinces, desgarros y distensiones.
  • Disminuye la presión sanguínea
  • Aumenta la producción de plaquetas y leucocitos.

sobre el sistema nervioso; en función de las técnicas de masaje, este actúa produciendo sedación, relajación, analgesia y/o estimulación.

La eliminación del estrés es uno de los motivos por los cuales el masaje se hace imprescindible en muchas situaciones de nuestras vidas. Las tensiones acumuladas son generalmente las que provocan malestar físico, dolor e impotencia funcional, cuando no desazón y frustración. El masaje es una experiencia física, mental y emocional. Restablece el equilibrio, la energía , mejorando la resistencia al estrés, a los bloqueos tanto nerviosos como mentales y mantiene controladas las contracturas musculares, en definitiva es una forma de cuidar nuestra salud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: