El Almendro, aliado mediterráneo de nuestra salud.

 

Amygdalus_communis1

Son los almendros nativos de la región oriental del Mediterráneo. Son los árboles de esta especie de naturaleza expansiva, en condiciones normales alcanzan los siete metros de altura. El almendro ha sido cultivado desde hace siglos, la Biblia hace referencias a él cuando “la vara de Aarón fue una rama de almendro.”, la mitología griega también tiene escrito su capítulo sobre el almendro, fue Filis (Phyllis), quien habiendo sucumbido a la tristeza y el abatimiento tras ser abandonada por su amante Demofonte, fue que los dioses por compasión la convirtieron en un almendro, que al regresar Demofonte estalló en flor. De hecho fueron los griegos quienes lo introdujeron en otras regiones de Europa. Ya en la edad media, los frutos secos del almendro tomaron gran importancia comercial. Durante el reinado de Isabel la católica, se popularizó el uso de la leche de almendras con fines culinarios y hasta hoy en día en muchas regiones de España goza de gran popularidad y tradición.  La leche de almendras es tomada ampliamente para aliviar la acides estomacal así como el reflujo esofágico.amygdalus dulcis3

El aceite extraído de las almendras es inodoro y posee excelentes propiedades nutritivas, emolientes. Casi la mitad del peso de una almendra es en aceite, el cual es excelente como lubricante para el masaje y vehículo de aceites esenciales puros. El aceite de almendras es absorbido con facilidad por la piel y logra aliviar numerosas afecciones en ella. Internamente es también utilizado por su capacidad laxante. La harina obtenida de la molienda de las almendras también es un eficaz producto cosmético natural que actúa nutriendo y revitalizando las diversas capas de la dermis. Es esta harina, finamente molida, un exfoliante facial de primer orden otorgando al rostro luminosidad y suavidad.

Es de recibo mencionar aquí que existen dos variedades de almendras, las dulces y las amargas. Mientras que las dulces se consumen secas y con fines culinarios, las amargas son cultivadas y comercializadas por su precioso aceite, para la fabricación de cosmético así como aceite de masaje.  Curiosamente, muchos cocineros suelen tener preferencia por la esencia de almendras amargas para sazonar diversos platos, pero ha de tenerse en cuenta su variable contenido en amigdalina (1% a 7%) que al mezclarse con el agua de la saliva se descompone en glucosa, benzaldehído y ácido cianhídrico (cianuro de hidrógeno), el más que famoso y letal veneno. Con sólo ingerir 7 u 8 de ellas, sobrevienen desmayos y, si se aumenta la dosis, se experimentan convulsiones, aceleración del pulso y de la respiración para dar paso a un estado de somnolencia y abatimiento, finalmente, la muerte. Si se encuentra frente a la emergencia de quien por imprudencia haya comido muchas de estas almendras; suministrarle 10 a 15 gotas de amoníaco en un vaso de agua y hacerle respirar los vahos de esta misma sustancia.

Más allá de su uso culinario, agregando sabor a los alimentos, las almendras se han encontrado a través de los siglos de gran utilidad para nuestra salud. Poseyendo una serie de propiedades terapéuticas que las hace útiles para diversas afecciones, tales como los cálculos biliares, renales y el estreñimiento.

Propiedades;amygdalus communis4

  • Laxante
  • Digestivo
  • Diaforético
  • Hipolipemiante
  • Expectorante
  • Emoliente

 

Pese a todos los peligros que presenta su empleo, las almendras amargas son un excelente tónico y estomacal si se ingieren en muy poca cantidad: por lo general, basta una o una y media, machacada y mezcladas con un poco de agua caliente o fría.

Mezcla antiasmática, útil también contra la tos ferina:

  1. 6 gr de Almendras amargas, machacadas en un mortero no metálico.
  2. Azúcar 25 gr
  3. 25 gr de Goma arábiga
  4. Agua añadida hasta completar los 200 gr
  5. Luego se pasa todo a través de una muselina. Dosis: 1 cucharada grande cada hora.

La emulsión de almendras amargas se emplea a menudo en las enfermedades de las vías respiratorias y en las dismenorreas dolorosas. Se usa también para hacer desaparecer las pecas de la cara.

Las almendras amargas se usan en polvo o en pasta —asociadas a las dulces— para reemplazar al jabón cuando la piel está irritada y, sobre todo, cuando hay eczema en las manos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: