Mantras

Un Mantra es una energía mística dentro de una estructura de sonido, todo Mantra encierra en sus vibraciones un determinado poder, Por medio de la concentración y repetición se libera su energía y esta toma forma. La práctica del Yapa o Mantra Yoga es el medio a través del cual su poder es liberado con propósitos específicos.
Cada Mantra está construido a partir de una combinación de sonidos derivados de las cincuenta letras del alfabeto sánscrito. Este idioma también es conocido como Devangarí, o lengua de los dioses. Los antiguos rishis conocían muy bien el poder inherente contenido en los sonidos y utilizaron combinaciones de estos para establecer vibraciones específicas.

alphabet

link con más información sobre el sánscrito

Existen diferentes tipos de Mantras. Los Biya Mantras, por ejemplo carecen de un significado literal exacto. Este tipo de Mantras actúan directamente sobre los nadis, canales por donde fluye el prana, conjuntándose en los chakras, ejerciendo sobre ellos algo así como un masaje sutil que libera la energía y le permite fluir. En este tipo de Mantras el nombre y la forma constituyen una sola cosa y no pueden ser separados. Luego existen los Mantras Nirguna, que son de naturaleza abstracta en su significado pero afirman verbalmente la unión con la consciencia pura e inmanifestada. En una otra categoría podríamos situar a los Mantras referidos a una deidad específica, en los que junto a la repetición del mismo se visualiza una forma específica con determinados atributos. Con respecto a esto último es importante aclarar que la visualización no es más que un método para enfocar la mente del practicante. La repetición del Mantra, internaliza el poder de las vibraciones contenidas en el.

En la visión Tántrica, es el sonido quien pone en marcha la evolución del universo manifiesto. Una vibración primaria que rompe el equilibrio de Shakti, despertando el principio de la actividad Rajas. Esta vibración causal, Sabdabrahman es un sonido insonoro e indiferenciado. Esta gran vibración proyecta a la Shakti en dos aspectos, Nada y Bindu; Bindu es el aspecto masculino, positivo y de dirección centrífuga y Nada es el femenino, negativo y centrípeto. Estas dos expresiones no deben ser entendidas independientemente la una de la otra, porque esencialmente forman una unidad.

 

 

Tras la primera expresión de la Shakti, la energía continua diferenciándose y expandiéndose progresando hacia planos mas densos de manifestación, llegando a la quinta diferenciación, es que se manifiesta en la forma de cincuenta sonidos, llamados Varna.  Entonces tenemos que subyaciendo en todas las formas del mundo físico se encuentran las vibraciones de estos sonidos Varna.  El sánscrito se deriva directamente de ellos y por esto los mantras han sido revelados a los antiguos sabios en este lenguaje y han de ser preservados en su estructura original y no traducidos. 

El pensamiento, la forma y el sonido son la misma cosa, solo son aspectos diferentes de una misma energía manifestada en diferentes niveles. El pensamiento y el sonido se manifiestan en cuatro estados diferentes, encontrándose el sonido en un extremo y el pensamiento en el otro. La repetición del Mantra o Yapa, nos conduce desde el inferior de estos estados al superior.

  • Vaikhari es el nivel más concreto, mas denso del sonido, es un pensamiento codificado mediante el lenguaje, el nombre aquí, en este estadio es uno con la forma y no puede ser separado. Al pronunciar la palabra “perro” se visualiza por consenso su forma, también en sentido inverso, al percibir una determinada forma, la palabra que le denomina se relaciona inmediatamente. Pero con conceptos más abstractos esta conceptualización se dificulta, como con la palabra “Dios”.
  • Madhiama es el segundo estado, en donde el uso del lenguaje diferencia el pensamiento de la palabra. La persona al hablar selecciona sus palabras a través de un prisma de prejuicios, impresiones, emociones y otras limitaciones que son traducidas por un receptor que aporta sus propias impresiones por lo cual definitivamente la transmisión de los pensamientos por medio del lenguaje inevitablemente conduce a la interpretación errónea.
  • Pashianti que podría ser traducido como “uno que ve”, se constituye como el tercer estado, en donde se percibe telepáticamente, el sonido ya no es audible. Aquí no hay diferenciación alguna entre pensamiento, nombre y forma. Todos los seres humanos provengan de donde provengan son capaces de experimentar el mismo pensamiento en un lenguaje no verbal, por ejemplo al ver la puesta del sol. En este estado el conocimiento es una experiencia directa, en donde la razón y los prejuicios particulares son superados.
  • Para, el estado superior, se encuentra por encima de todo los nombres y las formas, es el sustrato original, la vibración primigenia, el Sabdabrahman.

 

OM es el símbolo manifiesto de la vibración Sabdabrahman, todo procede de él. Debido a su universalidad el Mantra OM (AUM) puede ser practicado por todos aquellos que hallan sido iniciados en su propio mantra por el guru, Cuando se pronuncia adecuadamente el sonido procede desde el Muladhara Chakra en el extremo inferior de la médula espinal, ascendiendo a través de ella para terminar en los labios cerrados, mediante una vibración profunda y armónica.

images

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: