LA RELAJACIÓN.

Algo que es inherente a nuestra naturaleza debe ser objeto de aprendizaje, el afán de productividad de nuestra sociedad moderna ha llevado al individuo a olvidar su capacidad y necesidad de relajarse. La relajación es un estado de conciencia, en muchas ocasiones se define como un estado del cuerpo en que lo músculos están en reposo, sin embargo la relajación es mucho más, es un estado de conciencia que se busca voluntaria y libremente con el objetivo de percibir los niveles más altos que un ser humano puede alcanzar, de calma, paz, felicidad, alegría.
Cuesta percibir que a lo largo del día varía nuestro nivel de conciencia, aunque tenemos prueba de ello: un nivel es el del sueño, e incluso en el sueño hay diversos estados, otro es el de la mañana cuando recién nos levantamos, otro es cuando me encuentro lleno de energía y otro muy distinto cuando vuelvo a casa tarde luego de un duro día de trabajo. Si me encuentro estresado mi cuerpo se levanta cansado por las mañanas, con estrés mis emociones se manifiestan descontrolada y hasta violentamente, en ocasiones puedo tratar de mala manera a seres que estimo. Esto es el comienzo de un círculo de enfermedad y sufrimiento, al estar cansado no soy capaz de interpretar las necesidades de mi cuerpo, y este enferma, por otra parte emocionalmente sobreviene la sensación de culpa por el dolor infligido. La relajación es la herramienta con la cual llegaremos a experimentar la integridad de nuestro ser, la libertad de vivir en un estado de conciencia mas abierto.

Beneficios de la relajación

– Estabilización de las funciones cardíaca y respiratoria.
– Aumento en la velocidad de respuesta refleja.
– Aumento de la capacidad de concentración y de la memoria.
– Mayor nivel de reposo. Descanso más profundo.
– Más resistencia frente a las enfermedades. Aumenta la natural capacidad auto sanadora de nuestro organismo.
– Equilibrio en la tensión arterial.
– Mejor oxigenación.
– Se hace más rápida la recuperación tras los esfuerzos físicos y mentales.
– Predominio de pensamientos positivos, aumentando nuestra autoestima.
– Resistencia espontanea frente a hábitos insanos: fumar, alcohol, comidas excesivas, etc.
– Disminución del estrés.
– Incremento de la habilidad para relajarse cada vez que lo necesite.
– Sintonización armónica de la mente y el cuerpo.
– Aumento considerable de la capacidad de visualización interna dirigida.
– Aumento de la capacidad de reflexión y aprendizaje.
– Incremento de la capacidad creativa.
– Aumento de la confianza en sí mismo.
– Aumento de la temperatura cutánea.
– Disminución de la tensión arterial.
– Mejora en la circulación sanguínea.
– Modificaciones electroencefalograficas de ondas Beta a ondas Alfa.
– Mejora en la calidad del sueño.

Aprender a relajarnos profundamente es uno de los resultados que aporta la practica de el Yoga a nuestra vida. Descubrimos que mas allá del ruido del pensamiento, se encuentra un oasis de paz mental, de quietud y alegría que habíamos olvidado. Una vez que llegamos a este oasis, que siempre ha estado allí velado por las olas del pensamiento, muchas de las disfunciones de nuestro organismo se esfuman. El cuerpo, casi por sí mismo encuentra de nuevo su armonía.
Una vez que abrimos las puertas y ventanas, simplemente esperamos a que la brisa fresca entre. Permitiendo de este modo que la sanación y la relajación entren, reencontrando el equilibrio perdido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: